Una tarde de verano en el pueblo

@anaaldea

… go with all your heart
Estaba esperando la casualidad de mi vida

En modo esponja

Hay un lugar… Donde encontré amigos, amores, compañeros, sueños. Un lugar que me llevó a alguna cama de la que salí con una sonrisa y en la que me quedé más tiempo del que debía. Un lugar que me llevó a “cualquier otra parte” y me dejó a los pies de un volcán en la España de ultramar y a la cima de otro que estaba al otro lado del charco. Un lugar en el que conocí a un marido que no es mi marido, a una madre que no es mi madre y a los que quiero como si lo fueran.

Un lugar donde eché raíces y crecí. Lo suficiente para saber que es sólo una parte del mundo. Maravillosa, pero una parte.
Un lugar que me trajo la sonrisa de Gon, los abrazos de Davi, a un Juan que no sabe abrazar, los domingos de filmoteca. Donde estoy. Vine arrastrada de ese lugar. Pero no es mi lugar. Ni el de nadie. Un lugar sin pájaros ni flores, ni atardeceres, ni lluvia. Y lleno de gente dispuesta a compartir pájaros, flores, atardeceres y  lluvia.

Como en todos los lugares hay gente que quiere poner carteles, como en los parques, de “prohibido jugar”. Y como en los parques la gente juega, porque este lugar no es de nadie, aunque tenga dueño. Y los carteles se ponen por consenso. O no se ponen. O se ponen y se quitan.

Ahora, el lugar está de moda. Y sale en la tele. Y le ponen nombres a las cosas en inglés. Y parece que ser de aquí “mola”. Como Getafe, que antes fue un pueblo, aunque nadie se acuerde. Y muchos seguimos saludando a los amigos, no levantando una ceja como hacen en @fresnedillas, pero sí saludando por la mañana a los amigos. Y eso nunca sale en la tele. Porque un montón de amigos que se paran a charlar en un lugar nunca será noticia. Y vendrán los hombres grises a decir que aquí no se puede saludar. Y seguiremos saludando y sin salir en la tele. Y mi madre nunca sabrá que twitter es sólo un lugar lleno de gente, más buena que mala. Pero gente. Un lugar al que quiero y odio. Un lugar donde he sido feliz. Como una tarde de verano en el pueblo.

un milagro

Anuncios
Etiquetado , , , , , , , , ,

3 pensamientos en “Una tarde de verano en el pueblo

  1. juliopenas dice:

    Me ha gustado mucho, imaginación y poesía.

    Pero pongo un pero: sí que hay pájaros,¿no? por lo menos uno, uno pequeñito y azul que está piando todo el rato… 🙂

  2. A mí se me han llenado los ojos ojos de lágrimas, porque tuiter, es eso. Y lo fantástico es que es eso, y mucho más. 🙂

  3. oria dice:

    Te has olvidado de la ballena 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: