La muerte en los tiempos del Twitter

@ferdiazgil

Persona humana, dentro de lo que cabe.

Algún día

.

Hola, soy @ferdiazgil. Es probable que me recordéis de polladas como #TETAS y otras cosas en las que ahora mismo no caigo porque –huelga aclararlo– son menos importantes. Ah, bueno, y por hacer HAMIJOS de todo tipo de pelaje, pero eso no viene al caso, no mientras no pague a los de Otro blog sobre Twitter por publicar un segundo artículo. Porque vosotros pagáis, ¿no?

Advierto, antes de nada, de que a mí fascina Twitter, dicho sea de antemano. Me gustan sus infinitas posibilidades de interacción (troleos incluidos), de entretenimiento, de colaboración y, en cierta medida, de difusión y de concienciación. Y digo “en cierta medida” porque en la mitad de los casos, más que difundir y concienciar, Twitter confunde y aborrega.

El sábado por la noche me topé con el último ejemplo. Media España cenando y el periodista @trecet (Ramón Trecet, cuya expresión escrita dospuntocérica deja mucho que desear) soltó una bomba: Mike Oldfield podría haber fallecido. Como buen periodista, Trecet buscó confirmar tal noticia; como mal periodista, Trecet dio por bueno lo primero con lo que se topó. O lo primero que le envió @pepjuggler, no sabemos si con ganas de metérsela doblada a Trecet o no.

La pólvora prendió con facilidad, Mike Olfield llegó a Trending Topic y pronto Twitter reprodujo, una vez más, la ya clásica tipología de mensajes para circunstancias semejantes:

a) “Ha muerto Mike Oldfield. Qué pena / qué alegría / qué más da, si hace diez años que no saca nada decente”

[Tuit normal y corriente]

b) “¿Por qué es Mike Oldfield TT?, ¿se ha muerto?”

[Tuit aún más normal y corriente, propio de gente que uno, no sabe usar Twitter; dos, no sabe indagar en las causas de un TT; y tres, se queja del TT y/o lo engorda]

c) “¿Quién es Mike Oldfield?”;

[Tuit digno de los cenutrios que últimamente invaden Twitter]

Y todo vino, recordémoslo, de la tan prestigiosa como falsa agencia de noticias Global Associated Press, que se trata de una web que te publica la muerte de cualquier semoviente. Que lo mismo te fenece Mike Oldfield que David el Gnomo o tu amada bisabuelita, qué putada, con lo bien que le salía el arroz con leche.

Pero el borreguismo tuitero puede alcanzar notables cotas de estulticia. No sólo bastaba con creerse una noticia sin contrastarla y darle al RT con frenesí, pese a que ningún medio de comunicación se hiciera eco del rumor, sino que se esgrimió a la Wikipedia como fuente fiable, aduciendo que en ella –sólo en el artículo en castellano– Mike Oldfield sí se había quedado pajarito. Porque sí, porque la Wikipedia es la verdad absoluta y si en ella dice que mi pueblo es la capital del mundo, cuna de civilizaciones y hogar de millones de habitantes, yo me lo creo, faltaría más.

Conclusión: no os muráis en Twitter si sois famosos, que luego no hay quien se lo trague. Y si no sois famosos y no os morís, aprovechad y desarrollad pensamiento crítico, que dicen que es gratis. Como las #TETAS.

Anuncios
Etiquetado , , , , , , , , , ,

5 pensamientos en “La muerte en los tiempos del Twitter

  1. Gracias por los comentarios, gente. Eso sí, para quien no sepa quién es Mike Oldfield… http://grooveshark.com/s/Tubular+Bells+Part+One/3MtP6O?src=5 (ay, Señor, Señor, llévame pronto).

  2. Pues aunque me tachéis de cenutrio no sabía quién era Mike Oldfield y despues de oir un par de canciones creo que no me perdía demasiado.
    Respecto al post: El borreguismo es algo inerente en los borregos, tanto en twitter como en los bares, como en las plazas, como en los estadios, etc. Ya os hacéis una idea.
    Quizá twitter ayuda más que a reconocer a borregos, pero personalmente creo que ayuda aún más a reconocer a analfabetos digitales. Que no saben que de internet hay que tomar en serio menos de la mitad de lo que leas y de la media mitad de lo que te tomes en serio creerte la mitad.

  3. Pues mira que me parece raro que no sólo no escucharas hablar de Mike Oldfield, sino que no conocieses “Moonlight Shadow” o “Tubular Bells” (aunque fuese de oídas o por la referencia de “El Exorcista”). En fin, no te tacharé de cenutrio, por ser tú.
    En cuanto al borreguismo: sí, cierto, los hay en todos lados. Pero gracias a cosillas como Twitter y Facebook estamos hallando con mayor facilidad a los analfabetos digitales incapaces de pensar por sí mismos: El último ejemplo, lo de “pega en tu muro si no quieres Facebook de pago”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: