Los gurús no tienen la última palabra

@pixelillo

Soy geek, soy fotógrafo, soy informático, soy melómano, soy lo que tú quieras en 140 caracteres.

Diario de un píxel

He tenido que dar la cara por Twitter en muchas circustancias. Como todo el mundo sabe, para mí esa red social va mas allá de una serie de caracteres en un mensaje. He hecho grandes amistades y he hecho grandes cosas gracias a Twitter, por lo que mi cariño hacia él es más que considerable. Pero por desgracia no siempre es lo que yo quiero que sea. Es algo lógico, existe el pluralismo y hay veces en las que no puedo estar de acuerdo con lo que se dice en mi timeline. Pero hay algunas circustancias en las que me siento muy incómodo y curiosamente siempre se dan con la misma clase de usuarios.

En Twitter se tiende a sobredimensionar las cosas y tampoco es difícil crear noticias falsas. Hemos matado a Fidel, llevamos a Medina Azahara al FIB y muchas cosas más. ¿Qué pasa? Que algunos no nos creemos nunca lo sucedido hasta que realmente la noticia se confirma con hechos contrastados. No hablaré de prensa puesto que ésta tampoco es fiable al 100%. En este país se habla sin saber, no es ningún misterio, y Twitter no es una excepción. Ahora os preguntaréis, ¿por qué este rollo? Os lo explico.

El viernes a la noche, más bien de madrugada, entré a Twitter para ver lo qué se cocía en él. El típico borracho, los típicos tweets de noticias, la típica sextuitera… y de repente, un aluvión de tweets sobre un incidente en la Plaza de España de Madrid. ¿Qué había ocurrido? Indagué pero no encontraba respuesta. Sólo vi fotos y más fotos (bueno, las mismas 3 ó 4 fotos repetidas) de un gran número de coches patrulla. Entonces empecé a buscar más y más tweets sobre el tema. Empecé a recibir retweets de los llamados gurús, la mayoría blogueros o expertos en temas tecnológicos. Hablaban sin tapujos de cómo la policia había parado una manifestación sin miramientos, con incluso tiros (!!!) y, bueno, más datos polémicos. Me resultaba raro, muy raro todo aquello. Para empezar, la Policía española lleva unos meses en el punto de mira de la sociedad por sucesos como los ocurridos en Valencia o la muerte del aficionado bilbaíno. Por eso, lo de los tiros (así, sin más, tiros, sin concretar más sobre si eran pelotas o munición reglamentaria) me resultaba poco creíble. Luego el emisor tampoco resultaba alguien en quien confiar. Sí, puede que aquellos tweets estuvieran escritos por personas con más de 40.000 followers (algunos hasta 100.0oo), pero siendo honestos, quienes los escribían eran de todo menos periodistas. Mucho gurú tecnológico y tal, pero ni un solo gurú periodístico comentó aquello. Eso sí, los gurús llegaron a decir que era una salvajada policial y que habían destrozado la manifestación pacífica.

Pero entonces apareció @MrJoseAlvarez y, vaya, explicó lo sucedido. Había mucha gente haciendo cola para entrar a la inauguración de una discoteca, la gente se volvió loca, hubo empujones y acabó como el rosario de la aurora. Vamos, que de policía represora antimanifestaciones nada y, lo peor, que los gurús que me vendieron una noticia se tuvieron que retractar de sus palabras. Bueno, en realidad esto nunca ocurrió.

Entonces, ¿por qué esta gente con tanta voz dentro de esa red se lanzó a vender esa noticia? Probablemente porque sentían esa obligación de tener voz para todo, o que quisieron dar la noticia antes que nadie. Sin embargo, dieron un Medina Azahara al FIB sin buscarlo. Claro, si El País se cree que en Portugal ha habido un golpe de estado es un caso grave de falta de rigurosidad. Al fin y al cabo, un medio de comunicación nunca puede cometer ese error. Pero, ¿y un gurú? La mayoría tiene ciertas responsabilidades en internet, ya sea porque su blog (o blogs) tienen cierto peso en la red nacional, o porque sencillamente son un referente en Twitter. Muchas veces he dado la cara por Twitter, pero esta vez no, esta vez paso.

Esta bien opinar ya que todos tenemos una opinión y del debate o del dialecto nos enriquecemos (educativamente hablando, se entiende). También lo está el informar, pero con noticias contrastadas. Tener un blog no es o mismo que ser periodista, y Twitter no es AP, ni Reuters ni nada que se le parezca. Muchos pensaron con el ego, creyéndose ser los primeros en adelantar una noticia… y patinaron. Por eso, reflexionemos. ¿Tenemos que hablar de todo? ¿Debemos de ser menos ególatras y más serenos al decir según qué cosas? Que los periodistas hagan de eso, de periodistas. Los medios nunca fueron imparciales, pero los buenos periodistas sí. Twitter está lleno de ellos, así que dejemos que hagan su trabajo como ellos saben.

Y aún habrá que aguantar a más de un gurú dando lecciones de intrusismo en su sector.

Anuncios
Etiquetado , , , , ,

6 pensamientos en “Los gurús no tienen la última palabra

  1. butonsa dice:

    Espero que el PLAS, PLAS, PLAS de mis manos resuene en tus oidos con todo el sonido que hacen mis manos. Totalmente de acuerdo con tu postura. Ya está bien el “todo vale para ser primero y tener chorrocientos followers” Vete a cagar a la vía mientras yo tengo poquitos pero con los que puedo interactuar, que al fin y al cabo de eso se trata. Lo has vuelto a bordar compadre

  2. ladycafeina dice:

    Twitter es uno de esos sitios en los que las noticias corren como la pólvora, y no siempre son verdad.

    Para las noticias contrastadas casi que prefiero Reuters o AP. Y de los gurús… En fin, de todo hay en esta vida…

    Como siempre, genial 😉

  3. el_webboy dice:

    Esa misma noche tuve con 3 amigos un intenso debate en el coche, viviendo en directo la manipulación informativa de los “medios tradicionales” vs. la realidad contada por las personas que lo habían vivido en sus carnes. Me llamó mucho la atención que uno de mis amigos defendía a ultranza el artículo de cierto diario que tuiteó acerca de “La multitudinaria pelea, y el grupo de violentos que rompió el escaparate del BBVA”, simplemente porque el artículo del diario venía firmado con nombre y apellidos, y eso le daba mayor fiabilidad que unos tweets “escritos por vete a saber quién”.
    Creo que lo que mi amigo no entiende es que gracias a las redes sociales TODOS tenemos nombres y apellidos, no solamente los que tienen el antiguo privilegio de participar en los medios de comunicación tradicional. Sin embargo, mientras haya gente que otorgue más credibilidad a un medio tradicional (con sus objetivos, su orientación política…) que a gente cuya única finalidad sea contar las cosas, nos irá como nos va…

  4. JMVT dice:

    Pero lo de esta gente tiene un nombre: attention whores. Necesitan estar en el candelero como sea, RTs mediante. Si para ello tienen que recurrir a la demagogia o directamente a mentir, pues se hace. En el camino a la movilización y concienciación colectiva que pretenden, cualquier medio está justificado.

    Que las hostias fueran para entrar en un bar es lo de menos cuando lo único que interesa es coger solo una parte del contexto.

    En fin, obviamente no estoy a favor de que la policía se infle a repartir estopa a la mínima de cambio y sin motivo, pero lo de esta gente es para hacérselo mirar igualmente.

    Por otra parte, sobre el uso que se le da a twitter en los medios de comunicación podría quejarme largo y tendido, pero el sentir se puede resumir en un par de palabrejas: una burbuja que han descubierto y que se pinchará tarde o temprano.

    Que un tweet del representante de Mourinho o un chiste de Vigalondo sean NOTICIA da a entender que o bien no apetece comerse la cabeza buscando una noticia de verdad, o es que no hay noticias de verdad que buscar. Y lo segundo es algo de lo que dudo bastante.

  5. lunerita dice:

    Yo que he hecho un curso de esos de Community Manager (caí en la trampa) sé bastante bien quiénes son algunos de estos gurús.
    Una de las cosas que nos explicaba el “profesor” era que para tener éxito hay que seguir a los que la tienen y, por supuesto, hablar de los temas calientes para estar entre los buscadores.
    El problema del “Hablar de los temas”, es que habrá quien hace algún RT inocente y luego están los descerebrados que opinan sin ningún tipo de tapujos y la cagan como ha pasado en este caso.

    En cuanto al uso de twitter como si fuésemos periodistas, al final es como el “teléfono roto” del primer tweet a lo que te llega a ti… hay que contrastar mucho para ver qué ha pasado en realidad.

    Gran post!

  6. lunerita dice:

    Bueno, #yoconfieso que hice un curso de community manager (caí en la trampa) y el profesor, lo voy a llamar profesor por llamarlo de alguna manera, nos recomendaba que para estar arriba había que seguir a los que tienen “éxito” porque hay que estar con ellos y porque ellos son de los que hay que aprender.
    Como en el mundo de las noticias y el periodismo hay que escarbar y contrastar para saber qué pasa realmente y no dejar que nos la cuelen.
    A veces Twitter es como el juego del “Teléfono loco” que dices una cosa y después de pasar por unos cuantos no tiene nada que ver lo que salió con lo que te llega.

    Gran post!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: