Archivo de la etiqueta: conversar

Dos años de terapia

@devuelta

Valgo más que un potosí. CEO de @cineenserio, tarado con papeles, intentando sacar adelante a @blCOMUNICA, entre otras cosas… Si me sigues dime algo.

Estoy de vuelta

No me avergüenza reconocer que empecé a usar twitter de forma terapéutica hace ahora dos años. Fue un momento en que sufría una depresión debido a una enfermedad crónica que me habían diagnosticado y, básicamente, me obligaba a estar todo el día en casa sin poder salir. Delante del ordenador claro.

Siempre he sido lector de blogs. Pero de blogs, no de revistblogs. Blogs de gente que escribe sus cosas ya sean de tecnología, de cultura y de su propia vida. Ahí tenía una buena cantera para empezar a seguir a gente por la que ya me encontraba interesada. Ahora había que buscar un poco más, a ver a quién seguía. Al poco descubrí una cosa rara que estaba saliendo nueva que se llamaba Social Media y a unos seres llamados Gurús. Pues ahí que va uno y empieza a seguir a los que “dicen por ahí” son los más relevantes. Bien, ya sigo a unos 200 de los cuales me devuelven el follow 10.

Empiezo a conversar. Hago replies, recibo respuestas y no recibo respuestas. Empiezo a captar cómo funciona esto. Me devuelven follows. Voy siguiendo a más gente y poco a poco esto va tomando forma. De repente, me surge trabajar en esto raro del Social Media. Me pongo serio y empiezo a seguir a gurús, social media managers, community managers, ninjas y samurais para aprender. Y no veas lo mucho que aprendí. Una de las primeras cosas que capté rápido es que hay mucha tontería, mucho borreguismo y demasiado corporativismo mal entendido. Pero vamos, que no soy yo ningún gurú que pretenda sentar cátedra. Lo segundo, que no hay que tenerle miedo al unfollow, ni al tuyo ni al ajeno, que esto no es más que una cuestión de ensayo y error. No es nada personal.

Bueno, sí, es personal. Mi twitter es personal. Independiente del trabajo que desempeñe. Soy yo. Lo que veo, lo que pienso, lo que escucho, lo que leo, las fotos que hago y lo que me dé la gana. Mi objetivo era sacar para afuera lo que tenía dentro, que era muy malo. Al salir, por el camino he encontrado a mucha gente a los que ahora puedo considerar mis amigos. Algunos de ellos tienen 50 followers, otros más de 20.000 y aún queda mucho por descubrir. Quién te diga que ya conoces a todo el mundo te engaña. Hay mucha gente por ahí con 20 followers a los que merece la pena descubrir. Doy gracias a twitter por tropezarse en mi vida. A mí me ha ayudado. Eso sí, que nadie te diga cómo tienes que usar twitter

Anuncios
Etiquetado , , , , , , , , , ,
Anuncios