Archivo de la etiqueta: mongoreply

Rajoy pretende crear el ciclo de FP sobre Twitter

@pixelillo

Soy geek, soy fotógrafo, soy informático, soy melómano, soy lo que tú quieras en 140 caracteres.

Diario de un píxel

Fuentes cercanas al Partido Popular han confirmado a este medio que el nuevo gobierno de España pretende impartir un ciclo de Formación Profesional centrado en la red social Twitter. El gabinete experto en educación de Mariano Rajoy estaría estudiando la posibilidad de incluir dicho ciclo en la oferta del curso 2012-2013.

A.CABELLO Provincias · Puede que Mariano Rajoy aun no haya ofrecido o enseñado ningún tipo de acción para frenar el desempleo o la crisis que vive el país, pero poco a poco se van filtrando ideas. En cuanto a política educativa se refiere, el futuro presidente español ha decidido emprender nuevas vías de aprendizaje, apostando por las nuevas tecnologías. Rajoy es consciente del auge de las redes sociales y de internet en general, por eso no vería con malos ojos la creación de dicho ciclo.

Según hemos podido saber, existe un documento de 12 páginas en el que se recoge la idea general de dicho ciclo de FP. El nombre de dicho ciclo sería “Técnico Superior en Tweets” (TST) y se basaría en un ciclo de 2.000 horas, incluyendo las de formación en empresa. Entre las asignaturas estarían:

  • Iniciación a Twitter
  • Haghstags y listas: explicación de los usos razonables de listas públicas o privadas y los trucos y de los mecanismos para la consecución de trending topics
  • Trolería: conceptos básicos para el troleo limpio o sucio, con o sin insulto; técnicas de desmotivación tanto a usuarios de nivel básico como a celebrities
  • Favstar y conceptos básicos de Tuitstar: técnicas para sacar el mayor rendimiento a sus tweets, aprendiendo a pulirlos, programarlos y saber cuándo y cómo tuitearlos
  • Especialización en mongoreplys

Según nos han podido confirmar, la salida al mercado laboral de este ciclo sería “limitada o nula”, aunque quien nos ofreció dicha información apuntilló que “al menos no estarían en casa fumando porros y jugando a la Play”. Preguntado Rajoy sobre dicha información, el líder de los populares admitió no saber nada del tema. Nos hemos puesto en contacto con los responsables de educación del partido socialista para conocer su opinión: la respuesta fue un claro “nos estáis tomando el pelo, ¿verdad?”

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , ,

La vida por debajo de 100 seguidores

@hezur6

Pienso, luego me coméis todos la polla.

Desolate Realm

.

Viendo este blog sobre Twitter, no quería dejar pasar la oportunidad de contar un poco cómo se ve la vida desde el punto de vista de quien no es acosado por aluviones de replys ni tiene un TL que se llena en cuanto parpadea.

Se podría decir que los que tenemos un Twitter más “de andar por casa” somos la base de la cadena alimentaria. Sin nosotros, los desorbitados números de followers de más de uno no serían lo que son, y somos muy poco apreciados por ello. Es más, lo único bonito que se nos dice es que somos unos mongorepliers de vez en cuando. Ya os vale, se lo voy a decir a Mariano para que os pida por favor que cambiéis vuestra actitud.

Cuando no tienes una proporción muy elevada de amigos que usen el microblogging ni un talento natural para fabricar juegos de palabras como el que come pipas, tu uso de Twitter es muy distinto y adquieres una perspectiva de los subgrupos de usuarios existentes algo alejada de la que se suele tener. Éstos, a mi juicio y animándome por el desglose previo que ha hecho otro usuario, son:

  • Las falsas estrellas. En el portátil, Tweetdeck y Favstar ejecutándose. En la mano libre, un espejo para admirarse. El corrector ortográfico por si se cuela un “haber si tuiteáis bien”, no es cuestión de dar mal ejemplo y que se rían de ti. Alerta especial programada por si te hace un reply el bot del Favstar. Ceño fruncido por estar pensando algún tweet ingenioso (que suele producirse con poca frecuencia). Suelen andar entre los mil y los diez mil followers porque, como yo, mucha gente los cala al poco tiempo de seguirlos y los deja de seguir, cuando se da cuenta de que esos tweets tan graciosos del principio… no lo son tanto. Cuando bajan a la calle a comprar el pan, tienen que llevar una bombona de oxígeno con ego acumulado en Internet, para no ahogarse en mitad de la calle.
  • Las auténticas estrellas. Se la suda todo y sus bromas son realmente graciosas. Dentro de esta categoría entran algunos trolls épicos (que se verán más adelante). Si se hicieran otro Twitter partiendo de cero sin conocer a nadie, llegarían a diez mil seguidores en una semana. Oro puro.
  • Los que lo intentan. Deben pensar que el número de followers es como una especie de puntuación de lo que molas y usan toda clase de técnicas: chistes reciclados, apuntarse a todos los TT del momento diciendo chorradas, mongoreplies a las falsas o auténticas estrellas… En cada tweet ves un resquicio de “sígueme, porfiii” que te da hasta penita.
  • Las sextuiteras. A.k.a “si me pongo un avatar enseñando la pierna y un cacho de bragas y tuiteo cosas que te ponen palote, ¿me sigues, porfi?”. Subconjunto de “los que lo intentan”, en su mayoría. Sabes que no te las vas a tirar y te importa una mierda lo que digan de su triste vida, en la que seguramente se quejen de que no follan (¡ja!), así que pasas de seguirlas y las añades a una lista de buenorras para revisarla de vez en cuando y alegrarte la vista cuando se cambien el avatar… vale, si soy el único que hace eso, olvidad lo que he dicho.
  • Los trolls épicos: los padres de todos los trolls. Hacen clic en la caja de texto, escriben 140 caracteres (o menos) y consiguen incendiar a decenas de tuiteros, que empiezan a despotricar contra ellos. Mientras tanto, ellos, en su casa, se recuestan en su sillón con un puro en la mano y se les adivina una sonrisa de satisfacción en la cara. No hay tema tabú para ellos y, personalmente, yo debo ser un poco hijo de puta, porque es mi tipo favorito de tuiteros.
  • Los indignados: víctimas favoritas de los trolls épicos. Acuden en masa a cabrearse con el troll y, por consiguiente, éste consigue su objetivo primario. En ocasiones forman una especie de swarm tuitero para defenderse de las múltiples troleadas a las que nadie les obliga a responder, pero lo hacen (caso más reseñable, el de las Beliebers). El arma más eficaz contra ellos es retuitear sus insultos, como cuando cazas un ciervo, le cortas la cabeza y lo exhibes en el salón. Es una muestra de triunfo.
  • Alejandro Sanz.
  • Resto de famosos que NO usan Twitter para ponerse en evidencia.

Mientras seguimos a un puñado de usuarios de los subgrupos de arriba, los underground vamos a lo nuestro: a localizar por Twitter a un amigo, comentar algo que te acaba de pasar o soltar una parida que no es particularmente graciosa, pero oye, es tu cuenta y te la follas como quieres. Todavía sonreímos cuando nos hacen un RT, y eso es algo bonito que no se debería perdUNA PUTA MIERDA, YO HE VENIDO AQUÍ A HACERME FAMOSO, COME ON BITCHES.

Un saludo y espero que no os hayáis aburrido leyendo 🙂

Etiquetado , , , , , , , ,