Archivo de la etiqueta: @troskyloucha

“A veces te pueden sacar una sonrisa con dos caracteres”

@Troskyloucha

Si quieres conocerme mejor entra en…

troskyloucha

.

Hoy os presentamos a Troskyloucha. Su bio de Twitter lo dice todo: “si quieres conocerme mejor entra en su blog. ¿Queréis saber más de ella? Os invitamos a que la sigáis en Twitter. Os dejamos con su cuestionario:

1. ¿Por qué escogiste tu nick?

Es un apodo con una historia larga y tediosa detrás. Demasiado como para contarla aquí.

2. En Twitter desde…

Un año y 4 meses.

3. Lo usas para…

Para casi todo. Como medio para desahogarme, como inspiración, como herramienta para contactar con gente que conozco y gente de mi profesión o cualquier otro ámbito, para mantenerme informada sobre temas de actualidad, tecnología, comunicación, publicidad, etc. Es como un diario colectivo y me encanta la mezcla que hay entre información o noticias e historias más o menos personales.

4. A Twitter le falta…:

Por lo pronto no echo en falta nada… ¡Qué conformista!

5. Y le sobra…

Seguro que muchos dirán que los gurús o esas pseudo-deidades tuiteras. Pero si no estuvieran ahí para que la gente los ame o los odie, twitter sería distinto.

6. Tu mejor recuerdo sobre Twitter:

Alguien que te saca una sonrisa con muy poco. Con 140 caracteres. A veces solo con 2 🙂

7. ¿Un momento desagradable que hayas pasado en Twitter?

De momento ninguno… Soy joven en twitter. Un añito y poco y pasando levemente los 5.000 tweets.

8. Un #hashtag:

Sin duda #yonkisdeltuiter

9. Un #ff:

¿Uno solo? No puedo. Sería como pedir que si Twitter solo permitiese seguir a una persona, decir quién sería.

10. ¿Qué es un gurú?

Es probable que sea alguien con una seria falta de autoestima que se encanta a sí misma, sobre todo cuando infla su maltrecho ego a base de infinitos followers, #ff y rt (aunque sean bots) y dando muestras de una importancia que probablemente tenga, pero que seguramente a nadie le importe.

11. ¿Adicto a Twitter o puedes dejarlo cuando quieras?

#yonkideltuiter y como toda yonki, yo lo dejo cuando quiera.

12. ¿Pagarías por usar Twitter?

Seguramente no. La vida está muy dura ahí fuera.

13. ¿Qué aplicación usas para tuitear?

Twicca.

14. El follow que más te gustaría conseguir:

No persigo ninguno.

15. Déjanos tu tuit favorito:

Cualquiera que me arranque una sonrisa.

Etiquetado , , , , , ,

El número de followers no nos importa

@Troskyloucha

1984-…

troskyloucha

.

La palabra follower es terrible. ¡No me llames eso que no respondo! Llámame tuitera que lee tus tweets si quieres, lo que además puede ser para siempre, o sólo para un ratito.

La palabra follower tiene para algunos un significado demasiado profundo. Demasiado, insisto. A veces tanto como su amor propio y esto, es un peligro.

Cuando tuiteas sólo para agradar y ser followeado hasta el infinito y más allá, tuiteas dejando de ser tú mismo y no sé por qué intuyo que finalmente te sientes más solo que la una. Si eres una empresa, una institución o un político, cuyos objetivos son puramente comerciales (porque las instituciones y los políticos también se venden, sí, o peor, ¡te compran!), es propio de esta causa ser lo más agradable posible con cuanta más gente mejor. Si por el contrario eres un usuario más, ten a bien centrarte en qué quieres contar y no tanto en cuántos leerán tus historias o en qué quieren los demás que les cuentes. Tu Twitter personal eres tú y nunca tu número de followers. ¡Es que es una obviedad tal que me resulta absurdo hasta escribirlo! Porque vamos a ver… ¿tú qué quieres?, ¿tuitear con la gente o influir sobre ella? A esos que se pavonean de “mover peñita” con unos cuantos cientos de followers, yo les animo a construir un templo y predicar.

Me cuesta creerlo, pero ¿realmente hay gente que viva con la obsesión de crecer y crecer en seguidores? Me parece que incluso hay trucos para lograrlo… Perdonad mi desconocimiento al respecto, pero es que soy bruja novata. Y sí, creo que acabar preocupado por esto y por agradar a cuanta más gente mejor, no hace más que limitar nuestras posibilidades. ¿O es que en nuestro día a día también queremos caer bien a todo el mundo? El que lo intenta, al final se siente más solo que la una. Lo mismo pasa con la obsesión por el follow, que hace que al final no se tengan en cuenta las cosas verdaderamente importantes de Twitter como herramienta para llegar a montón (o no tan montón) de gente: contar historias que interesen, historias con las que obtener feedback o historias que simplemente arranquen una sonrisa en el timeline de alguien al otro lado de la pantallita. Y esto, se puede conseguir o no dependiendo del cariño y la gracia que le ponga cada uno. Y vale, a pesar de los trucos, yo opino humildemente que no hay una receta mágica para que a la gente le importe de verdad lo que escribimos.

Aquello de “pocos pero bien avenidos” o “el que mucho abarca poco aprieta” y gran cantidad de frases de abuela híper-recurrentes del mismo tipo, a veces se revuelven para dar a más de uno una buena bofetada. Yo no tengo dudas al respecto. Puedes conseguir cientos o incluso miles de followers, pero creo firmemente que si no hay una conexión especial con al menos uno a lo largo del tiempo, lo verdaderamente bueno y sorprendente de Twitter como herramienta social habrá desaparecido. Porque socializar en cifras está muy feo, queridos. Igual que aquello de “la medida del amor es amar sin medida”, yo creo, “tuitea sin vivir pendiente de con cuántos”.

Por suerte no conozco a nadie que viva con la presión de alcanzar un número determinado de followers (de nuevo pido disculpas por mi desconocimiento, pero ¿existe esto, en serio?). Si acaso lo hubiera, no podría sentir otra cosa sino lástima, porque si algo útil tiene Twitter es llegar a la gente y que ésta te devuelva un poquito de atención, sí, pero sinceramente no creo que sea alimentar un hambre de followers que, además, muy probablemente no acabe nunca.

Desde mi opinión personal os diré que el número de followers me importa una buena mierda. ¿Y a vosotros? Puede que lo mío no pueda ser de otra manera porque efectivamente soy muy joven en Twitter (apenas un añito cumplido en Junio), pero esto no es excusa para ir por ahí pensando o soñando con que cuando lleve 4-5 años mis seguidores habrán aumentado de forma considerable. Porque, en un twitter personal, ¿para qué sirven los números? En serio, ¿a quién le importa?

Yo solo digo: ¡dejaos de gilipolleces y tuitead!

Etiquetado , , , , , , , , ,