Archivo de la etiqueta: @ferendus

Creo que me sigue un ninja

@ferendus

Si la punta del lápiz es Roma, ¿la goma es Milán?. Ceci n’est pas une bio. ¡Cuidado con el clon malvado!
http://about.me/ferendus

www.ferendus.com

Ponte en situación: son las 7 de la tarde y decides abrir twitter para ver qué se cuece (o enriquece, en función de tus followings o seguidos) porque desde hace un par de horas que no te conectas.

De repente pinchas en “replys” ó 01110010 01100101 01110000 01101100 01111001 cuando hagan caso y pongan en twitter en binario (y en fabla, bable, galego…y demás idiomas, incluyendo el Klingon o lo que sea que hablen en Holanda) y te encuentras una conversación de tal guisa:

-Buenos días.
-Yo puse un anuncio en el periódico.
-Vende!
-A tu padre.

Lo cual, aunque tú pienses que lo han escrito los guionistas de “Cheers a la española” o el que le hace los chistes a Arguiñano, leído de seguido tiene más sentido que las propuestas de Rajoy para salir de la crisis (pero porque él no tiene ninguna).

¡¡Felicidades!! te sigue un stalker.

Un stalker es ese usuario de twitter que a diferencia del mero lector (que no escribe), interacciona contigo leyendo y contestando cada uno de tus tweets (independientemente de cuándo los escribiste) y normalmente de seguido, que es cuando se conecta (una de las dos veces diarias) a esta red social.

perenne y efímero

Efectivamente, está contestando a las 7 de la tarde a tus buenos días de las 8 de la mañana, a tu pregunta de las 11 de dónde encontrar gente que hable turco. Te asesora a tu chiste de no saber si vender o comprar acciones de Lepe de las 14:00 y adivina a quién te has encontrado en la ducha de casa tallando figuritas de Lady Gaga con el jabón.

Pero esto puede ser aún más surrealista: imagina que tienes un twitter de preguntas que demuestran que recortar en educación está mal (tipo: ¿Francia está en la UE?, ¿existe control sanitario en las lechugas?, ¿€speranza Agurre es inmortal?) y te encuentras con el siguiente timeline:

-Sí
-Oh sí
-Sí
(…)

Parece un guión de una peli porno, un colaborador del programa de María Teresa Campos cuando ella se dirige a él o un aficionado al positivismo que aún no se ha enterado de que eso es una corriente científica. Aunque también puede que sea así:

-xD
-xDD
-Me parto
-(…)

Y entonces crees en el humor del Club de la Comedia. Sí, que te has escapado tú de él o que se haya escapado él…. del público.

Entonces llegan las dudas, las inseguridades, los miedos, la factura del gas.…te planteas…. ¿Me habré hecho famoso?, ¿me habrá tocado algún gurú de camino a la T4?, ¿lo que hace Ramoncín se puede considerar música?… No, lo que tienes es un stalker, que no me prestas atención, lo he dicho más arriba.

Ahora que hemos centrado el tema, vamos a hablar de tipos de stalkers:

  • Saludadores: su única ambición es desear a todo el mundo “buenos días” y no escriben una línea más en twitter. De hecho, alguno se mimetiza tanto con bots de conversación automática que, habiendo desgastado los “buenos días” en twitter, a la hora del desayuno a su familia le dicen, con voz metálica, “su tabaco, gracias”.
  • Ñoños: además de contestar todo lo que escribes, suelen añadir “su firma personal”. Unas palabras o incluso un hashtag con tu lema . Lemas tan azucarados como una promoción de L’oreal a los osos amorosos montados en pequeños ponys cantando canciones de Alex Ubago. Personalmente a mí me hacen gracia, dado que imagino que ponen “vendo opel corsa” y, además de mantener unos niveles de azúcar en sangre recomendados por la OMS, queda gracioso.
  • Acosadores: sí, contestan todo… pero quieren saber más. Y hacen preguntas. A esos te los imaginas de repente en tu portal, esperándote sonriendo, con esa sonrisa como la que tiene Ana Botella cuando le preguntan sobre los inmigrantes en Madrid, que sabes que te vas a cagar.
  • (….)

Y eso, ¿cómo se cura? Tranquilo, normalmente son inofensivos y se cauterizan sólos… o los bloqueas, lo que suceda antes.
¿Has reconocido a alguien en esta definición? ¿Te has reconocido a ti mismo? Sí, a veces pasamos etapas stalkers (en el manual del Macho Español editado por Ágata Ruiz de la Prada, sección “acoso y derribo” en el epígrafe “formas de ligar”)… y a veces funciona… mirad si no mi caso con @anaaldea.

Anuncios
Etiquetado , , , , , , , , , ,

La magia del gurú consiste en enunciar el problema actual como si fuera la solución

@ferendus

Si la punta del lápiz es Roma, ¿la goma es Milán?. Ceci n’est pas une bio. ¡Cuidado con el clon malvado!
http://about.me/ferendus

www.ferendus.com

Presentarme: mi cuenta de twitter es bastante heterogénea; la uso principalmente para divertirme, intentando escribir tweets irónicos o con los chistes malos que se me ocurren y hacen gracia a pocos, además de usarlo como fuente de conversación, información e incluso a veces laboral.

Así habituales en mi timeline son referencias a Alberto (el muñeco de la wii-fit que me insulta cuando intento hacer deporte), a mi esposa, familia política, el poltergeist que tengo en casa y sobre todo @ferendus. Se puede ya apreciar en la descripción de mi bio. De ella quiero resaltar la parte de “cuidado con el clon malvado”.

Esto, como algunos sabréis, viene desde aquel día que me hice dos replys a mí mismo (en pleno proceso de enajenación mental, es decir, aguantar varias colas de caja con el móvil en la mano y pendiente que no se cuele ninguna maruja aprovechando mi visita virtual -o 2.0- a Babia). Y es que fue surrealista cómo me iba respondiendo a mí mismo sin darme cuenta de que era yo. Sí, yo me equivoco y lo reconozco. Y hasta me río de ello el primero.

Como consecuencia de ello, generé este “clon malvado” para poder reírme e incluso darme un contrapunto, jugando al abogado del diablo (algo que me encanta) a pesar de que muchos se piensen que estoy desequilibrado o que somos dos personas (dice @ferendus que él no tiene nada que ver conmigo, que claro que somos dos personas).

Pero basta de hablar de mí, hoy he venido a hablar de gurús.

¿Cómo reconocer a un gurú (o alguien que va de ello)? Aunque el criterio habitual sea el de la promiscuidad. Sí. Alguien es promiscuo si realiza un milímetro más de actividades sexuales que tú, por lo cual, cada cual tiene el suyo. Pero creo que a todos nos parece que es un gurú cuando (normalmente) tiene más seguidores que tú y actúa subidito (tienen más peligro que Belén Esteban delante de un micrófono).

Para mí:

  • El gurú no te sigue, le sigues tú a él (ojo, hay gurús que siguen a gente, no es criterio excluyente).
  • El gurú no se equivoca, es que no le has entendido bien…y si quedan pruebas, las obviará y se hará el ofendido/víctima o usará el ataque pokemon “y tú más” (patentado en la clase política española)
  • El gurú no rectifica, matiza sus afirmaciones.
  • El gurú opina sobre todo, y su opinión vale más que la tuya: aunque seas experto en el campo y él no, aunque veas que habla de oídas y tú de primera mano, aunque veas que las preguntas para llegar a esas declaraciones son capciosas y buscan un resultado demagógico, y tú respondas al caso concreto.
  • El gurú define twitter como interacción, pero él lo hace mínimamente, y si lo hace, usa la “estrategia del hombre de paja”, a saber, poner en tu boca afirmaciones que no lo son y que son evidentemente rebatibles para luego hacerlo y poder seguir quedando por encima de ti.

20.02.11. ARCO Madrid

Con estas premisas tenemos:

  1. gurús fantasmas (cuentas llevadas por fanboys) o su versión “reader”, sólo suben afirmaciones o titulares de otros/prensa,
  2. gurús de pacotilla (adaptan todo el día frases de autoayuda, y no salen de eso) o su versión estadista barato (un día @ferendus se puso a jugar a eso y soltó perlas del plan “en el futuro la presencia de internet en los hogares españoles aumentará”) o sanitaria (“es importante lavarse los dientes después de comer”) o demagógica-evidente (“qué malos son los asesinos”),
  3. gurús-troll (realizan afirmaciones polémicas-racistas, xenófobas, en busca de reconocimiento por amor/odio…amor por parte de forocoches, odio del resto),
  4. gurús-en.mi.casa.no.me.hacen.caso (que creen que la magia de la solución es enunciar el problema por medio de quejas de todo y contra todos -salvo él que es el iluminado y en posesión de la verdad universal) y su versión troll, en la que además te contestan siendo la primera palabra o línea un insulto,
  5. gurús-en.mi.casa.se.hace.así (y por lo visto son un modelo a seguir…pero sin argumentos),
  6. gurús-sígueme y adórame, ya sea en su versión hablo contigo hasta que me sigas, luego paso de ti y te borro o aún más patético dándole a seguir y borrando al ver que no respondes el follow sin haber intentado cruzar una palabra contigo….o los que se apuntan a webs de “consigue followers” o los compran y ves que sólo les siguen spameadores y stalkers…

…..

¿Has reconocido a alguien en esta definición? ¿Te has reconocido a ti mismo? Sí, todos somos a veces un poco gurús, es inevitable 😉

¿Qué hemos aprendido de esto? Que este post es como un capítulo de los Simpsons que empieza hablando de una cosa y acaba hablando de otra. No, ¿ya sabemos quién vive en una piña debajo del mar? Sí, pero no gracias a ti… entonces… ¡Aah! Que si quieres seguir a un buen gurú, sigue a @ferendus, de ahí todo el autobombo del principio 😛

Y después de la publicidad, más.

Etiquetado , , , , , ,